En el año 2013, participé, junto con mis compañeros Pablo Marin y Beatriz Martín, en el concurso Internacional: HOTEL, TOWER AND SKY GARDEN  COMPETITION.

Se trataba, como su propio nombre indica de la realización de un “rascacielos verde” que albergara todo tipo de usos, pero cuyo objetivo principal era el jardín.

Se debía ubicar en la ciudad de Nueva York y con estas premisas nos lanzamos a la aventura…

El resultado  fue el siguiente: 

Una localización en esquina que nos permitió liberar el espacio y generar un amplio ámbito verde lleno de actividad estrechamente ligado con la torre, que a través de una serie de bandejas dispuestas irregularmente, dio como resultado un proyecto dinámico que, envuelto en una “piel verde”, protagonista de la intervención, marcaba la diferencia con su entorno mas cercano.

El proyecto fue reconocido con una MENCIÓN DE HONOR, lo que no está nada mal, teniendo en cuenta la cantidad de equipos que se presentaron y de su carácter internacional.