Ahora sí que puedo decirlo: ESTOY EN CHINA!!

Hoy hace un mes que llegué, y realmente me siento muy a gusto; estoy contenta.

Al principio todo fue un poco “caos”, pero ahora que ya estoy mas asentada la cosa cambia…

El no tener fecha de vuelta me da muchísima tranquilidad… eso significa que tengo tiempo para aprovechar, descubrir y vivir esta ciudad y país.

Es sábado, 13:30. Ha amanecido un día espléndido, primaveral 100×100, y aquí estoy, en un parque “recargando pilas”

Es increíble como hacen uso del espacio público; gente de todas las edades y todo tipo de actividades… se respira un ambiente de tranquilidad  con el que te sientes aislado del  ritmo frenético de la ciudad.

Sobre esta nueva forma de vida pedo decir que no tiene desperdicio (especialmente para alguien como yo, que se  sorprende y siente curiosidad por cada pequeña cosa  a su alrededor)

Los chinos son distintos a nosotros, no se puede negar… pero a la vez me doy cuenta de muchas cosas que tenemos en común.

 

Así que aquí estoy, de momento, viviendo y adaptándome al CAMBIO.