Pensar en cerámica es pansar en un material rústico y tradicional,
La elaboración de objetos con este material es un proceso que conservamos desde la antigüedad, y que hoy en día sigue poseyendo el carácter natural, (del barro y la arcilla) asi como la elaboración artesanal.
Actualmente su variedad en acabados es inmensa.
La naturaleza y el tipo de la cerámica están determinados por la composición de la arcilla, el método de su preparación, la temperatura a la que se ha cocido y los barnices que se han utilizado.
Así podemos obtener:

_ acabados mas o menos rústicos, (sin barnices ni esmaltes) cuya coloración permite tener ambientes cálidos y naturales.
_ acabados esmaltados, mas brillantes y coloridos

Determinados objetos necesitan poseer ambas cualidades, y esto es lo que ocurre con LA JARRA: un exterior lleno de textura y poroso, y un interior brillante e impermeable.

El estand por lo tanto trata de aunar estas 2 situaciones, eliminar el LÍMITE y diluir estas dos atmósferas tan diferentes en sensaciones pero que no pierden su cerácterística común:
todas ellas se consiguen mediante la CERÁMICA.

Así, el individuo podrá experimentar mediante el TACTO, SONIDOS… ese ambiente mas cálido y humano de la cerámica rústica, y mediante REFLEJOS LUZ y la propia VISIÓN su contrario: el mundo del color y los brillos de la cerámica esmaltada