El proyecto se encuentra en la Nueva ciudad de Hangzhou, y pretende ser un lugar de INNOVACIÓN, RELACIÓN Y NUEVAS EXPERIENCIAS.

Además de encontrarse en un lugar pribilegiado, será un reclamo, por tratarse de un USO ÚNICO en su entorno próximo.

PROBLEMA:             barrera natural…              CANAL

La propia arquitectura será la que atraviese el canal

generando así un recorrido principal que nos conducirá

hacia el centro de la propuesta

 

Se propone una zona de cambio, orgánica, tanto en planta como en sección, sin claros recorridos preestablecidos.

Un lugar de relaciones sociales: descanso, ocio, cultura…

La arquitectura destaca como elemento singular al tratarse de un modelo horizontal y de constantes variaciones, que se relaciona  con el suelo y, por lo tanto, se adapta a la escala humana.

Pretende ser: «LO QUE LA CIUDAD NECESITA»

 

A pesar de su estructura potente, a base de grandes cerchas de acero, finalmente consigue destacar por su apariencia ligera, mediante diversos acabados y tamices.

 

La planta principal del conjunto y generadora del mismo, se encuentra a 10 metros sobre cota 0 y se compone básicamente de un recorrido, que queda «suspendido en el aire» y que canaliza los mayores flujos provenientes del otro lado del río, y desde el cual, cualquier persona puede acceder a los distintos espacios, así como tener una visión privilegiada del espacio central en relación con la zona del lago.

 

De éste modo, la propia arquitectura es la que canaliza los flujos principales, conduciéndolos hacia este lugar, al aire libre y apartado del ritmo habitual de la ciudad.

Un espacio de grandes dimensiones que actuará como PULMÓN DE LA NUEVA CIUDAD

 

El canal, se integra, no como barrera, sino como elemento de unión entre: zona del lago y este espacio de relación, además de funcionar como corredor verde que contagia a su entorno mas próximo.