El proyecto trat de resolver la necesidad de ampliar la actual estación de tren de Aranjuez y convertirla en un intercambiador  que albergue tanto trenes como autobuses.

La propuesta se trata de un plano continuo y dinámico que se quiebra y dobla sobre si mismo generando los distintos espacios del proyecto. Se trata de un concepto sencillo que permite así crear un espacio entendible y reconocible que se convertirá en el centro neurálgico de actividad de la ciudad.

Un proyecto funcional y relacionado con el entorno. Una intervención que se expande en horizontal y que reactiva todo el area natural que lo rodea además de admitir continuas ampliaciones en el caso de ser necesario.

Podemos distinguir 2 elementos (materialidades) deferentes pero complementarias: Una estructura de HORMIGÓN que sienta las bases del proyecto y en el que encontramos los espacios principales y ACERO (principalmente CORTÉN) y cerramientos ligeros con los que se conforman el resto de usos programáticos.

FUSIÓN y CONTRASTE, Colores, texturas, acbados y sensaciones…