Nos situamos en el área industrial que en 1992 ocupó la Exposición Universal de Sevilla.

El proyecto surge y se genera a partir de 3 piezas de mayor importancia a las que se solapan el resto de usos, cerrando sus laterales y abrazando el espacio principal orientado al Río Guadalquivir.

Entre estas piezas, se generan recorridos que permiten el acceso al conjunto, a la vez que dirigen y enmarcan visiones hacia el rio y la ciudad de Sevilla.

Juego de LLENOS y VACÍOS

Alturas, solapes, perspectivas y una percepción de ligereza del conjunto, marcada por la rotunda presencia de la cubierta.