Fue en OTOÑO cuando tomó su decisión; 

esa que iba a hacer que su vida diera un giro de 180 grados. 

Dudas, miedos… tras meses de lucha interna llegó a la conclusión de que se trataba de su vida; esa única e irrepetible que hay que exprimir al máximo. 

Decidió apostar alto y mirar hacia un futuro incierto, pero cargada de ilusión y optimismo. 

Lo sabía… era el momento.